Logo

ITE mejora la sostenibilidad de las baterías de litio
mediante la revalorización de residuos agroforestales e industriales de proximidad

El Instituto se consolida como referente en investigación de toda la cadena de valor de las baterías

Conscientes de que la demanda de baterías de ion litio se va a disparar en los próximos años, fundamentalmente por la electrificación del vehículo, la Unión Europea ha trazado la hoja de ruta cuyo objeto es que todas las pilas y baterías introducidas en el mercado de la UE sean más sostenibles, seguras y ajustadas a la economía circular.

De hecho, las cifras que baraja la Comisión Europea en su informe “Strategic Research Agenda for batteries 2020” prevén que la demanda mundial de energía alcance los 2600 GWh para 2030. Esto significa que disponer de baterías con más potencia, más duración y mayor rapidez de carga es ya una necesidad del presente. 

En este escenario, el Instituto Tecnológico de la Energía (ITE), posicionado como referente en investigación de baterías en todo su ciclo de vida, está desarrollando un nuevo proyecto llamado REBALIRE, a través del cual aborda la cuestión de la sostenibilidad de las baterías atendiendo a dos cuestiones clave: la obtención de materias primas y el reciclaje de esta.

Así, el equipo investigador está trabajando, por un lado, en la optimización del proceso de obtención de silicio y carbón sostenible para el desarrollo de ánodos de baterías de litio, a partir de la revalorización de residuos agroforestales e industriales de proximidad.  Y, por otro lado, pretende diseñar en entorno de laboratorio un proceso de reciclado de baterías de litio para poder dar solución a la inminente llegada de un gran número de baterías a su ciclo final de vida.

Los expertos del ITE señalan que, frente a la realidad del cambio climático, es necesario actuar con determinación “apenas tenemos 12 años para reducir las emisiones de carbono, por lo que la Comunitat Valenciana -y Europa en su conjunto- debe basar su futuro en una estrategia económica sostenible. Este proyecto colabora a ello ya que pretende revalorizar residuos para extraer materiales para el desarrollo de ánodos para baterías de ion litio. Esto reducirá las emisiones producidas por la quema y gestión de los residuos agrícolas además de darles una segunda vida, alineándose con la iniciativa de Residuos Cero marcadas por Europa” explican.

Investigar para mejorar la sostenibilidad y rebajar el impacto medioambiental.

Las baterías de ion litio están constituidas por materiales de alto valor que en algunos casos son escasos en tierra. Por ello, debido a su creciente demanda, surge la necesidad de buscar nuevas fuentes sostenibles y de proximidad que permitan mejorar la sostenibilidad del proceso de producción. Además, la nueva movilidad requiere de una nueva generación de baterías con mayores capacidades, y para ello el silicio -segundo elemento más abundante en la corteza terrestre- se postula como el mejor candidato ya que es capaz de aumentar hasta 10 veces la capacidad que proporcionan los materiales que se emplean actualmente para la fabricación de baterías.   

Apostar por el silicio y carbón sostenible para el desarrollo de ánodos de baterías de litio, a partir de la revalorización de residuos agroforestales e industriales de proximidad, permitirá reducir de dependencia de otros continentes en el suministro de estas materias primas.

A ello se suma que es fundamental mejorar su sostenibilidad para mitigar el impacto negativo en el medio ambiente, llevando a cabo un reciclado de las baterías al final de su vida para recuperar los materiales que la componen de modo que vuelvan a ser introducidos al inicio de la cadena de valor para la fabricación de nuevas baterías.

Los desarrollos que se llevarán a cabo en el proyecto favorecen el fortalecimiento de las capacidades competitivas e innovadoras de empresas de la región para posicionarse en el sector de las baterías, que se encuentra en plena expansión actualmente en la Comunitat Valenciana.

Los resultados que proporcionará el proyecto son la obtención de materiales basados en silicio obtenidos a partir de residuos que sean adecuados para el desarrollo de componentes de la nueva generación de baterías de litio, así como nuevas estrategias de reciclado de baterías que permitan recuperar los compuestos críticos que la componen como es el cobalto entre otros. Para ello se emplearán estrategias que permitan la reducción de los consumos energéticos durante el proceso, así como el empleo de técnicas y agentes químicos que aporten una mayor sostenibilidad del proceso global.

Para la realización de esta investigación se ha solicitado financiación a la Generalitat Valenciana a través de las ayudas para los IITT para proyectos de innovación en colaboración con las empresas en el marco de Especialización de la Dirección General de Innovación a través de la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital.

Compártelo

Otras noticias

Conoce más sobre nuestras noticias relacionadas con los diferentes retos tecnológicos y energéticos que afrontamos desde el ITE.

12/02/2024 El Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) se une a la celebración del Día Internacional de la Mujer…

12/02/2023 La feria Genera 2024 ha roto récords en presencia de empresas y superficie de exposición, con 500…

08/02/2024 ESIC Business & Marketing School Valencia y la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunidad Valenciana (REDIT) han formalizado…