Top

imagen_not_283

Sistemas de almacenamiento energético: el futuro valor industrial valenciano

Hace dos años de la creación de la Alianza Europea de las Baterías (EBA@250) y se empiezan a observar los primeros pasos de organización industrial en la Comunidad Valenciana alrededor del desarrollo de los sistemas de almacenamiento del futuro. Una iniciativa que inició su andadura con el objeto de defender la industria del automóvil en Europa frente a los gigantes asiáticos en la transición hacia el vehículo eléctrico. Pero que va mucho más allá del desarrollo de baterías para movilidad, la energía limpia llega incluso a los hogares. Las renovables van ganado cada vez más terreno en autoconsumo o en instalaciones domésticas.  Y en ello trabaja desde hace años el ITE (Instituto Tecnológico de la Energía),centro de referencia en la Comunitat Valenciana, con el apoyo del IVACE, Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial de la Generalitat Valenciana. Alineado con la estrategia europea, formando parte de la S3 Platform y sus partenariados tecnológicos de nuevos materiales para baterías y Smart grids, como miembro del consejo rector de AEPIBAL (Asociación empresarial de pilas, baterías y almacenamiento) y como socio fundador de la iniciativa BATTERYPLAT, Plataforma tecnológica de las Baterías nacional.

El reto del almacenamiento es aumentar la flexibilidad de gestión y la uniformidad del flujo energético. Y hay sistemas emergentes que, a medida que se reduce su coste, están liderando el mercado, como la acumulación de energía en baterías, que puede generar grandes oportunidades para la industria de la Comunidad Valenciana en sectores como  la automoción, el plástico y el químico, sobre los que desde el ITE se está trabajando para identificar posibles oportunidades de diversificación de sus productos hacia este interesante reto tecnológico.

Y es que, como ejemplo, tanto en los entornos estacionarios como en el entorno de la electro movilidad, es la batería la que representa el mayor reto. Las baterías representan una pieza clave para conseguir la deseada eficiencia, flexibilidad y control de los sistemas eléctricos de un modo adecuado para consumir energía con una calidad óptima y posicionar sus empresas a la cabeza.

En este sentido, el ITE trabaja en diversos proyectos de almacenamiento, modos de recarga ultrarrápida o gestión del consumo para hacer más competitivas a las empresas valencianas y que la energía limpia llegue también al uso residencial, generando proyectos para instalaciones estacionarias. Este desarrollo en investigación hace que el ITE sea referente tecnológico en el sector energético nacional y en entornos como el de las Redes y el Mercado Eléctrico, formando parte activa de Plataformas como FUTURED Y  liderando proyectos de investigación como el proyecto Alhacena (proyecto financiado por el IVACE y Fondos Feder) convirtiéndose en especialista frente al análisis del dato energético y desarrollando modelos predictivos y algoritmos inteligentes, con los que generan avanzados sistemas de gestión energética y de mejora de la flexibilidad de los sistemas eléctricos. 

El ITE trabaja con el foco en la transición energética, desarrollando y transferiendo a las empresas, las últimas innovaciones en equipamiento, modelos de gestión y modelos de negocio,  de alto valor añadido que pueden dar soporte a las industrias valencianas e internacionales, en sus planes de crecimiento, con el objeto de que esos desarrollos sean líderes en el uso de la energía y sean clave para los nuevos modelos energéticos aplicados a la industria y al consumidor doméstico.

FUENTE: VALENCIAPLAZA