Top

proyecto_matusalen_1

Se reúnen los socios del proyecto MATUSALEN en Bilbao

  • Iberdrola se reúne con el consorcio para poner en común los resultados obtenidos en la pasada anualidad

El Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) ha participado en la reunión organizada por Iberdrola Distribución Eléctrica el día 22 de febrero en la que se han presentado los resultados del proyecto MATUSALEN de este último año. La reunión tuvo lugar en Bilbao y contó con la presencia de las empresas integrantes del consorcio.

MATUSALEN, que arrancó en 2014 y finalizará en 2017, está liderado por Iberdrola y cuenta con la colaboración de empresas del sector de fabricación de equipos para redes eléctricas y con el soporte de expertos y órganos de investigación. Cofinanciado por el Ministerio de Economía y Competitividad dentro de la convocatoria de ayudas Retos-Colaboración 2014, el proyecto tiene como objetivo principal el desarrollo de una solución tecnológica avanzada que permita predecir el estado de degradación de cables eléctricos subterráneos utilizando las funcionalidades de las redes inteligentes (Smart Grids).

Durante la sesión, todos los socios (Iberdrola, ITE, Universidad de Salamanca, Ingeteam Power Technology, Ziv Medida, ZIV Communications y Arteche) comentaron el estado actual del proyecto y presentaron los resultados parciales, demostrando así el correcto seguimiento de los plazos y alcance de los objetivos marcados.

Concretamente, ITE aportó los frutos de las actividades que llevó a cabo dentro de su ámbito de competencia. A lo largo de 2016, por una parte, el Instituto siguió con el proceso de definición de patrones de comportamiento correspondientes a un nivel de degradación de los cables, que servirán para poder predecir el estado de la red subterránea y garantizar su funcionalidad. Por otra parte, participó en la validación de los nuevos sensores para medidas de descargas parciales. Por último, se iniciaron las actividades enfocadas al desarrollo de un sistema innovador para la gestión de los cables de las líneas eléctricas, con el objetivo de crear una versión demostrativa del mismo.

El encuentro concluyó con la definición de las próximas actuaciones, recordando que al finalizar todas las actividades se pretende obtener una herramienta que solucione las dificultades relacionadas con la expansión de las redes subterráneas y su complejo mantenimiento, sacando beneficio de la capacidad de comunicación de las Smart Grids, para una gestión óptima de los activos de la red y la mejora de la calidad y seguridad del servicio.

El trabajo de ITE en este proyecto destaca su compromiso en la búsqueda de respuestas a los grandes retos que están surgiendo en las redes de distribución, con el fin de avanzar en el ámbito del mantenimiento y vida útil de las instalaciones y el desarrollo de bienes de equipo adaptado a las nuevas necesidades.