Top

imagen_not_447

Las comunidades energéticas locales abren un campo de oportunidades para perfiles laborales especializados

ITE  y ASELEC en colaboración con IVACE organizan una jornada que aborda de forma integral sus retos y oportunidades 

Las comunidades energéticas locales emergen como un figura que cada vez va tomando más fuerza en la cadena de valor de la energía sostenible. Agrupaciones que optan por un modelo colaborativo de generación de energía que además de favorecer la transición hacia el uso de fuentes más limpias representan un abanico de oportunidades.

Este modelo en el que ciudadanos y organizaciones se empoderan en la generación, almacenaje y distribución de un bien básico como es la energía representa todo un reto y abre nuevas oportunidades a la tecnología y al mercado laboral.

Todo ello ha quedado de manifiesto en la jornada que ha organizado el Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) en colaboración con la Asociación de Empresarios Instaladores, Telecomunicaciones y Energías Renovables de Valencia (ASELEC) y la Federación de Asociaciones Empresariales de Instalaciones Eléctricas, Telecomunicaciones y Energías Renovables de la Comunitat Valenciana (FIECOV), el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) y el despacho de abogados Lopez Ibor.

A lo largo de esta jornada todos los expertos han coincidido en señalar que el autoconsumo compartido de energía, las comunidades energéticas locales y la digitalización han llegado al sector energético y tecnológico para quedarse. Además, son ámbitos en permanente innovación por lo que representan un excelente campo de investigación y desarrollo de nuevos modelos.

Precisamente en este ámbito, la Comunidad Valencia cuenta con un aliado estratégico para la gestión energética inteligente y la implantación de las comunidades energéticas locales, el demostrador de la gestión digitalizada de la energía GAMMA, situado en las instalaciones del ITE.

GAMMA es un laboratorio piloto de digitalización energética que tiene como objetivo permitir a las comunidades energéticas, empresas y usuarios un mayor aprovechamiento de sus propios recursos energéticos, así como analizar en tiempo real la eficiencia del sistema energético. Y es que todo indica que en los próximos años vamos a vivir un despliegue de las comunidades energéticas locales en las que se avanza hacia un modelo colaborativo entre la administración pública, la empresa privada y la comunidad municipal y para el que los instaladores deben estar preparados.

GAMMA ya funciona como una comunidad energética abierto a la participación voluntaria de asociaciones, cooperativas, organizaciones sin ánimo de lucro, empresas y ayuntamientos, que pueden testar in situ las ventajas de la digitalización de la energía en el control del consumo  energético.

Además, permite al colectivo de los instaladores conocer el funcionamiento y requerimientos técnicos de estas comunidades, avanzándose así en aquellos aspectos formativos especializados para su correcta implantación y funcionamiento que deben reforzar de cara al previsible boom de estos nuevos modelos energéticos que tantas ventajas sociales y medioambientales tienen. 

muğla escort bayan escort bayan aydın escort bayan çanakkale escort balıkesir bayan escort bayan tekirdağ gebze escort bayan bayan mersin escort escort buca bayan escort bayan edirne

Elektrikçi şişli elektrikçi ataşehir elektrikçi ümraniye su tesisat tamircisi