Top

imagen_not_182

El ITE investiga en tecnologías para mejorar la calidad de vida

• Dispositivos médicos portátiles podrían funcionar con la electricidad obtenida de la glucosa de la sangre

El Instituto Tecnológico de la Energía (ITE), sigue investigando en la tecnología de una biopila que utilice la glucosa de la sangre para producir energía. Se trata de un mecanismo altamente eficiente, que responde a las futuras necesidades de la sociedad actual para alimentar dispositivos médicos portátiles que incluirían desde sistemas de monitorización clínica para presión arterial, temperatura, o pulsaciones hasta marcapasos o bombas de insulina mejorando la calidad de vida del paciente o usuario.

Una biopila a diferencia de una pila se caracteriza porque utiliza combustibles de origen biológico y enzimas en ánodo y cátodo para promover la generación de energía.
En esta segunda anualidad del proyecto Bio2, se han llevado a cabo trabajos de preparación de la matriz polimérica que servirá de plataforma para la posterior inmovilización de las enzimas. En este sentido se ha determinado la metodología para la preparación materiales implantables en el cuerpo humano basados en membranas biopoliméricas carbonosas.

Paralelamente, se han estudiado otras morfologías para el desarrollo de electrodos como films y pastillas, utilizando materiales carbonosos y biocompatibles, con el fin de obtener propiedades mejoradas y soluciones tecnológicas alternativas para la futura implantación. Así mismo se ha trabajado en la funcionalización de materiales carbonosos para el anclaje covalente de enzimas.

Las enzimas que se van a utilizar en los nuevos desarrollos han sido caracterizadas mediante técnicas analíticas y espectroscópicas para evaluar sus características y propiedades antes del proceso de anclaje sobre las matrices poliméricas, de manera que se tiene un análisis de referencia de los materiales antes de su interacción con el soporte o matriz. También se han realizado técnicas de caracterización electroquímica como voltametría cíclica y espectroscopia electroquímica de impedancia de los soportes carbonosos desarrollados tanto en forma de film como de pastilla.

El ITE cuenta, desde hace años, con una línea de investigación centrada en el desarrollo de materiales poliméricos y carbonosos aplicados al desarrollo de sistemas de generación y almacenamiento energético, como será esta nueva biopila.

La investigación, financiada a través de las ayudas Torres Quevedo (REF: PTQ-14-07145), se enmarca en el Programa Estatal de Promoción del Talento y su Empleabilidad del Ministerio de Economía y Competitividad.