Top

imagen_not_153

El futuro será sostenible, o no será

  • La migración a una flota basada en vehículos híbridos se presenta como la solución óptima a los problemas de contaminación

Vicente Gavara – Gestión de Proyectos en ITE

El mundo está volviéndose urbano: se estima que la mitad de la población vive actualmente en ciudades, y se espera que en 2050 lo hagan dos de cada tres personas. Este mismo es el escenario donde la logística de última milla desarrolla una creciente actividad: principalmente impulsada por el comercio electrónico, se espera que la cantidad de bienes transportados en entorno urbano se triplique antes de 2050.

Indudablemente las cifras anteriores son prometedoras para el sector. Sin embargo, alcanzarlas no va a ser un camino de rosas: aspectos vinculados al comercio electrónico como los flujos de mercancías bidireccionales (fomentados por las políticas de devolución de gigantes como Amazon o Zalando), la ansiedad en la demanda del consumidor (“quiero mi producto ya”) o la incipiente demanda de productos refrigerados imponen requerimientos operativos realmente complejos.

Añádase la lucha contra la contaminación química y acústica que dicta la Unión Europea y aplican las autoridades locales mediante restricciones al tráfico para aceptar sin sombra de duda la necesidad de una profunda adaptación de la operativa logística urbana con el fin de mantener los costes bajo control mientras se incrementan los niveles de calidad de servicio…

Leer artículo completo

Fuente: El Vigía