Top

imagen_not_279_b

El ITE trabaja en nuevos proyectos basados en la descarbonización de la economía

Madrid, Barcelona y Valencia, aunque en menor medida, son inteligentes. El prestigioso ranking mundial de ciudades inteligentes y sostenibles (Cities in Motion), que elabora la Escuela de Negocios IESE de la Universidad de Navarra tras analizar 174 territorios de 80 países incluye a estas ciudades de España otorgándoles un índice “relativamente alto” de inteligencia y sostenibilidad en sus servicios. Valencia está cerca pero aún no se sitúa entre las 50 primeras ciudades. Es la 61.

Por ello, el ITE (Instituto Tecnológico de la Energía)centro de referencia en la Comunitat Valenciana, con el apoyo del IVACE (Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial), trabaja en la transición energética mediante el desarrollo de nuevos proyectos como MAtchUP o WiseGRID para que Valencia sea de modo completo una Smart City. Se trabaja en proyectos para integrar energías renovables y almacenamiento energético en viviendas y edificios, en la recuperación de energía térmica del alcantarillado para su uso en climatización y el desarrollo de una plataforma TIC de concienciación ciudadana para el ahorro energético en hogares y mejorar ese nivel de ciudad inteligente de la capital del Turia. Y consumir una energía responsable y limpia. 

Una App para gestionar nuestro consumo

El macroproyecto MAtchUP trata de impulsar la transformación urbana mediante proyectos piloto a gran escala, que utilizan tecnologías innovadoras en las áreas de energía, movilidad y las TICs, plataformas ciudadanas. Un área amplísima de trabajo que este septiembre habilitará una App que permitirá controlar el consumo en una vivienda. En principio desarrollada para el área de Poblados Marítimos pero que podrá ser utilizada por cualquier usuario y calcular su gasto, así como el de su ciudad.

En esta investigación participan tres ciudades faro: Valencia, Dresde en Alemania y Antalya en Turquía. Las tecnologías desarrolladas serán analizadas para ser replicadas en las ciudades de Herzlyia, Kerava, Ortend y Skopje. El proyecto MAtchUP ha recibido fondos del programa de Investigación e Innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea  bajo el acuerdo N° 774477.

También se desarrolla el proyecto WiseGRID, actualmente en fase de demostración que es una prueba a escala de nuevas tecnologías para lograr una ciudad inteligente. A través de ellas se mejoran servicios y soluciones tecnológicas para lograr el uso de energías renovables con consumos responsables. Por ejemplo, a través de la tecnología V2G se trabaja en mayor velocidad de carga del vehículo eléctrico, almacenamiento o reservas y también proporciona una mejor gestión de la red eléctrica, pudiendo utilizar las baterías de los coches eléctricos como sistemas de almacenamiento energéticos de reserva, capaces de incorporar su energía a la Red en los momento que lo necesitara por picos de demanda. El proyecto busca también el compromiso del consumidor, para que sus datos sean más eficientes y ajustados a su consumo y va más allá: se busca que el ciudadano no sólo sea consumidor sino también productor en caso de excedente de energía. A través de un marco legal que desarrolla Europa, la energía será consumida con responsabilidad lo que hará que su coste se reduzca. El proyecto WiseGRID ha sido financiado por el Programa H2020 de la Unión Europea (G.A. Nº 731205) dentro de la convocatoria LCE-02-2016.

Emprendimiento Valenciano

La estrategia de València como ‘smart city’ se ha convertido en referente nacional. El ITE gestiona gran cantidad de datos en tiempo real para mejorar el rendimiento de los procesos industriales de las empresas valencianas así como los servicios prestados a las instituciones púbicas. El saber digital sirve para que se puedan realizar inversiones más adecuadas, para que se sepa la verdadera fotografía de la ciudad, y las industrias más allá de impresiones particulares, de subjetividades, y sobre todo puede contribuir a construir equilibrios, corregir errores del pasado. Desde el instituto valenciano se trabaja en distintas actividades de I+D, difusión y transferencia tecnológica encaminadas a la mejora de la red, el impacto en el medio ambiente y su precio.

Próximo paso: Transición Energética

25 años lleva trabajando el ITE en líneas de de I+D+i  que absorben desarrollos y proyectos en Transición Energética: Almacenamiento energético, Movilidad eléctrica, Energías renovables, bioenergía, “Energy harvesting”, Nuevos materiales, Planificación, operación, flexibilidad energética, Gestión de recursos y demanda energética, Interoperabilidad, “Smart Devices”, Internet de las cosas, Gestión de activos, Nuevas protecciones, medida y control de redes eléctricas, o Bienes de equipo modificados y adaptados a la Industria 4.0 y la gestión de la eficiencia energética y al consumo. Es decir, una descarbonización de la economía que permita el uso de energías sostenibles con recursos renovables propios de cada ciudad.

Fuente: Valenciaplaza.com